LOGÍSTICA

Aplicaciones principales:

Almacenes automatizados/de uso intensivo.
Almacenamiento de materiales peligrosos.
Almacenes de productos congelados.
Almacenes de productos refrigerados.
Almacenes de alimentos.
Plantas de papel.
Etc.

Los sistemas de prevención de incendios por agotamiento de oxígeno son la solución perfecta para almacenes total o parcialmente automatizados. Tanto en los almacenes a temperatura ambiente como en las cámaras frigoríficas, este método suprime completamente el riesgo de incendio eliminando así los daños indirectos que podría provocar un fuego. 
Por motivos económicos cada vez son más las compañías que prefieren fabricar y almacenar sus productos en una sola instalación, lo cual hace indispensable la implantación de un sistema de prevención de incendios absoluto y fiable.

Un ejemplo notable es un almacén automatizado situado cerca de Parma, en Italia, con un volumen de 161.000 m³, una superficie de 4.600 m² y una capacidad de 27.000 palés, utilizado para almacenar utensilios de mesa de plástico. Las características particulares del producto y el alto valor calorífico del plástico llevó a la empresa a buscar más allá de las tecnologías de extinción de incendios tradicionales para poner el enfoque en una solución de prevención única. A pesar de los más de 500 movimientos de almacenamiento y recuperación que se producen a la hora, la atmósfera de oxígeno reducido se mantiene de forma precisa y se controla de manera constante para eliminar con total fiabilidad el riesgo de incendio.