Concepto de conexión

La solución inteligente: bajo consumo energético, reducción de costes de mantenimiento

Con la tecnología de adsorción ADOX N2FF de ISOLCELL es posible obtener nitrógeno a partir del aire mediante lo que se denomina un tamiz molecular (CMS). Con esta tecnología única, un flujo de aire comprimido a baja presión, secado y filtrado alimenta el primero de los dos o más tanques, dentro del cual se encuentra el tamiz molecular. En el proceso de adsorción, el CMS se satura con oxígeno a medida que va pasando el nitrógeno. Mientras en el primer tanque va bajando la presión por la acción de una bomba de vacío, en el segundo tanque va entrando aire y el proceso comienza de nuevo. Este ciclo se repite una y otra vez para obtener un flujo constante y continuo.

Para el flujo de aire comprimido a baja presión solo hace falta un compresor pequeño o de baja presión. En comparación con la tecnología de membrana o PSA que requiere el uso de compresores de alta presión, esta solución consume mucho menos energía, lo cual permite mantener los costes a raya.

Los sistemas ADOX N2FF no requieren componentes adicionales como la técnica PSA (ver arriba). Esto, en combinación con la baja presión, reduce drásticamente la carga mecánica sobre el equipo y da como resultados costes de mantenimiento más bajos que la técnica de membrana y PSA.

Además de las ventajas económicas y ecológicas, ADOX N2FF es completamente modular y se puede optimizar incluso después de la puesta en servicio o cada vez que cambien los requisitos. Gracias a su diseño modular, los generadores con tecnología de adsorción por cambio de presión ADOX de ISOLCEL tienen la capacidad de responder a cambios planificados e incluso imprevistos, ofreciendo la máxima flexibilidad posible.