SEGURIDAD E HIGIENE

Proteja perfectamente sus instalaciones de la manera más respetuosa con el medio ambiente con N2 FIREFIGHTER®

Cuando hablamos del aire que respiramos, solemos referirnos inexactamente al oxígeno. Lo cierto es que el aire que todos respiramos está formado por un volumen de 78,08 % de nitrógeno y solo un volumen de 20,95 % es oxígeno (0,93 % de argón y 0,04 % de CO2). Esta proporción entre nitrógeno y oxígeno es la misma en todo el mundo, en la cima de una montaña y en el fondo del océano más profundo. El alimento que un fuego necesita para existir es el oxígeno que proporciona la naturaleza. Al modificar la atmósfera y cambiar la proporción entre estos dos ingredientes, N2 FIREFIGHTER® priva al fuego de la suficiente “comida” para prender.

La variación de esta proporción tiene el efecto equivalente para un ser humano que estar a gran altitud o viajar en avión. En estos casos, la presión de aire desciende, la distancia entre las moléculas aumenta y la cantidad de oxígeno que se inhala en cada inspiración es menor que en atmósferas más bajas.

La información relativa al acceso a las áreas protegidas se muestra en ilustraciones:

AI, Arbeitsinspektorat;
SUVA, Schweizerische Unfallversicherungsanstalt;
DGUV, Deutsche Gesetzliche Unfallversicherung;
UIAA, Medical commission of Union Internationale Des Associations D’Alpinisme.